La parte delantera de cualquier sistema de CCTV es una óptica, que a menudo se pasa por alto, pero una parte muy importante de cualquier solución de vigilancia.

 

Las  ópticas varifocales de Vanderbilt tienen el beneficio que son direct drive para la cámara CCTV, ajustables con tornillos de bloqueo para garantizar la longitud focal y realizar ajustes de enfoque, son muy fáciles de configurar y seguras, así como las ópticas asféricas que reducen las aberraciones y capturan más información. Nuestra avanzadas ópticas con corrección de infrarrojos mejoran la calidad y la nitidez focal de las imagenes con contraste, lo que da como resultado unas ópticas para las cámaras de seguridad que son ideales para el uso con cámaras día/noche y focos de infrarrojos para las escenas en exteriores, o en situaciones en que la variación de niveles de iluminación es muy probable que se produzcan.

 

Las ópticas vienen con opciones de montaje C y CS que son adecuadas para su uso con una amplia gama de cámaras modernas, lo que se traduce en un portfolio de ópticas profesionales que abarca toda la gama de rangos focales para los requisitos tanto de las cámaras IP como analógicas.